El Grupo Parlamentario Socialista pide que se pague la cantidad adeudada por la CARM a las empresas de transporte escolar de la Región

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia tiene una deuda con proveedores que supera los 2.000 millones de euros. Entre esos proveedores se encuentran las empresas de transporte escolar de la Región, que vienen soportando demoras que superan los plazos legales mientras siguen prestando el servicio.

Recientemente hemos tenido conocimiento por la denuncia de alguna de estas empresas de que ya se ha producido el cierre de algunas que otras muchas están al borde de cierre si la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia no salda con ellas buena parte de la deuda que tiene contraída con las mismas, aproximadamente 12 millones de euros.

En una Región con casi 200.000 personas en paro el cierre de empresas dedicadas al transporte escolar cómo consecuencia del impago de la Administración regional es una nefasta noticia, fruto de mala gestión y de falta de prioridad en la toma de decisiones políticas. Se renuncia por parte del gobierno regional a cobrar el impuesto de patrimonio a los mas ricos, a los bancos, a las grandes superficies mientras se deja de pagar a quienes realizan servicios básicos a la comunidad.

El Gobierno Regional, según mantiene el propio sector, se comprometió con las empresas a que cobrarían la cantidad que la Comunidad Autónoma les adeudaba dentro del Plan de Pagos anunciado por el Ejecutivo, a primeros de 2012, sin que hasta la fecha hayan tenido noticia alguna de cuándo ni cómo se efectuarán dichos pagos.

Por todo lo expuesto el Grupo Parlamentario Socialista presenta para su debate y aprobación la siguiente:

La Asamblea Regional de Murcia insta al Gobierno Regional a que, dentro de las disponibilidades presupuestarias, cumpla con las empresas del transporte escolar y les pague la deuda con ellas contraída en el menor plazo posible.