La Escuela de Hostelería, otra oportunidad perdida.


Desconocemos si los vecinos de esa población deben agradecer a la agilidad de su alcalde o a la pasividad del nuestro la creación de esta escuela, algo que desde hace mucho tiempo y en los programas electorales de los distintos partidos políticos venimos reivindicando para nuestra ciudad como uno de los elementos imprescindibles para nuestro desarrollo turístico.
El hecho es que una vez más hemos perdido el tren, aunque ya estamos acostumbrados a llegar tarde a todas partes, esta vez en favor de Puerto Lumbreras, pero no pasa nada, acostumbrados como estamos a los inconvenientes de la distancia esto solamente será una piedra más en el camino para los aguileños que quieran realizar estos estudios, de todas formas tenemos que desplazarnos a Lorca o a Murcia ahora podemos elegir también el Puerto.
Mi pregunta es ¿cuantos trenes hemos perdido en estos diez años de mandato de Juan Ramírez en materias de cultura, empleo, sanidad, etc.?, porque debemos pensar que no perdemos solamente la oportunidad de mejorar nuestra calidad de servicios en un sector del que esperamos tanto como es la hostelería, que podría convertirse definitivamente en ese otro recurso de nuestra economía, sino que perdemos además la oportunidad de reducir nuestro alto porcentaje de abandono y fracaso escolar.
Después de esta reflexión me queda una duda ¿están cubiertas todas nuestras necesidades en materia de educación y empleo o debemos pedir algo más?.