Para todos los aguileños y aguileñas

Durante estos cuatro años de oposición mi puerta ha estado abierta a todos los aguileños y ciudadanos que han necesitado de mi ayuda y/o modesta colaboración para resolver cualquier tipo de asunto. A nadie se le ha cerrado la puerta, a nadie se le ha negado la atención que demandaban, ningún ciudadano ha encontrado un no por respuesta a sus demandas o solicitud. Todos han tenido su momento para escuchar sus propuestas, para escuharlos a ellos, para atenderles en sus preocupaciones.

Han sido muchos los momentos, la mayoría, en que los ciudadanos nos solicitaban esa atención que se les negaba por otro lado. Y siempre han encontrado respuesta. Una respuesta limitada, bien es verdad, restringida por nuestra situación de oposición en la que los resortes del poder para solucionar los problemas están en otras manos. Pero eso no ha sido obstáculo para que, desde el principio, nos volcáramos con toda la ilusión del mundo en hacer nuestro trabajo y ayudar a resolver los muchos problemas que tienen los ciudadanos de nuestro pueblo y aportar nuestro granito de arena en construir una ciudad más amable y mejor que la que teníamos.

Fruto de ese trabajo han sido las casi trescientas iniciativas que el Grupo Municipal Socialista ha llevado a lo largo de estos años en los diferentes plenos y comisiones, muchas más de las que ningún otro grupo de oposición haya podido hacer a lo largo de los 25 años de historia de nuestro ayuntamiento en época de democracia. Y por supuesto, muchas más de las que haya podido hacer el actual equipo de gobierno del PP en sus más de 14 años de oposición.

Por eso lo sabemos, estamos preparados, estamos listos para desempeñar otra responsabilidad, la del gobierno municipal, porque sabemos hacerlo y lo hemos demostrado. Ahora sólo queda que los aguileños nos den su confianza, la oportunidad de demostrar que somos capaces de hacerlo, como hemos sido de hacer una gran oposición, mal que les pese a unos cuantos: Hemos regenerado el partido, como nos pidieron los ciudadanos después de las elecciones; hemos aclarado el panorama municipal para que los aguileños no se equivoquen y sepan qué defiende cada cual y qué es lo que está detrás de cada opción. Para que nadie se confunda con cantos de sirena. Cada uno está en su sitio. Era nuestra obligación, nuestra responsabilidad y nuestro deber con nuestro pueblo. Y lo hemos hecho.

No ha sido fácil. Han sido muchos momentos duros, con todo en contra, sin medios, pero ha merecido la pena. Hemos trabajado y mucho, de eso no cabe ninguna duda. Hemos trabajado con ahínco, con ilusión, con la esperanza de contribuir a mejorar nuestro pueblo, desde el convencimiento de nuestra condición de servidores públicos, de estar a disposición de todos, como lo seguimos estando ahora y seguiremos estando en el futuro, después de las elecciones, en el lugar que decidan los aguileños que debemos ocupar.

Por eso llegan NUEVOS TIEMPOS para demostrar que otro modelo es posible, que Águilas se merece otra cosa, que el listón de este gobierno lo ha puesto demasiado bajo y que nos toca a nosotros elevarlo a la altura que se merecen todos los aguileños. Con la ayuda de todos, lo conseguiremos.